viernes, 16 de diciembre de 2016

Buitres sobre Oriente






Buitres sobre Oriente





Hoy caminé solitario

los caminos del bosque,

los árboles lloraban

la sangre derramada

en los desiertos,

los ríos bajaban

cadáveres descarnados,

hasta amontonarse

en los juncos de las riberas.

Por las sendas blancas

de los helados neveros

bajaban los huérfanos

descalzos, las viudas,

los parias de la guerra.

La nieve, cual pantalla

repetía en fotogramas

la sombra de los muertos.





La maldad viste Armani,

para tapar su hedor

gastan caros perfumes,

mientras muestran

dentríficas sonrisas.

Hay buitres esperando

para levantar el país

arrasado con sus armas,

siempre los mismos

a llevarse la riqueza,

siempre los mismos

huyendo de la muerte,

siempre los mismos

para morir hambrientos. 

Siempre…

los mismos asesinos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada